Tag Archives: cinco estrellas

Rebecca

15 Jun

Rebbeca es la mujer perfecta esa que existe solo en nuestra imaginación. Exhibida en el año 1940 y dirigida por el gran Alfred Hitchcock, Rebecca es una de las mejores películas de drama, suspenso e intriga que exhibe la historia de una pareja recién casada que vive con la presencia omnipresente de una mujer descrita como perfecta toda la intensidad de la personalidad absorbente de una mujer que nunca llegamos a ver en pantalla se centra en la mansión Manderley en alguna zona de Inglaterra.

La historia inicia cuando el aristócrata Maxim De Winter(Laurence Olivier) conoce a la dama de compañía de una mujer rica la cuál parece conocer al aristócrata por comentarios y por la noticia de la muerte de su joven esposa una mujer encantadora que despertaba admiración en todos lo que la conocían y que sabía como enamorar el corazón de los hombres y agradar el de las mujeres. Bajo las circunstancias de conocerse en medio de la riqueza y fastuosidad de Montecarlo se comprende las grandes diferencias y lo intimidatorio del ambiente alrededor de la pareja formada por el aristócrata y la plebeya.

La joven dama de compañía pronto enamora del melancólico aristócrata, si bien la joven se siente intimidada por su riqueza y por saber del cariño profesado por él hacia su esposa muerta la joven se empeña en permanecer con él, nunca llegamos a conocer el nombre de esta joven (Joan Fontaine) lo que le resta aún mayor identidad ante el poder de la fama de Rebecca, Fontaine consigue armar un personaje perfectamente carente de pretensiones, una dama tímida que se ve superada por las circunstancias misteriosas alrededor de Maxim. A pesar del contraste en sus vidas la pareja se casa y regresa a Inglaterra para establecerse.

Huérfana de padres y sin algún familiar al cual recurrir la inseguridad y timidez de la protagonista aumenta ante la constante mención de Rebecca y la negativa de Maxim a hablar con su nueva esposa que se vera influida por los comentarios de la ama de llaves una mujer de aspecto céntrico que mantiene el recuerdo de Rebecca más vivo que el resto de las personas en la casa, la mujer es un personaje que parece haber vivido toda su vida, esperanzas e ilusiones a través de su antigua ama que hacía todas sus confidencias a esta mujer decidida a que Manderley sea el perfecto altar para el espejismo que representa la magnifica Rebecca.

Las circunstancias que envolvieron la muerte de la difunta señora de Winter reiniciaran una investigación que jalara los hilos pertinentes para que a través del silencio de Maxim, Manderley y la presencia del ama de llaves consigamos preguntarnos, ¿Por qué es  Rebecca un personaje tan absorbente? ¿Qué tiene esta mujer que incluso al espectador mantiene cautivado?

Grandiosa película del genero suspenso y llevado de la mano del director que siempre supo como alterar nuestros nervios y formularnos una serie de preguntas que en ocasiones no llega a darnos respuestas e impulsa el sentido de nuestra imaginación para dibujar la respuesta a nuestras crecientes dudas. Las actuaciones de Olivier y Fontaine son imperdibles, el como un aristócrata decepcionado de la vida que encuentra en su joven esposa una esperanza real frente a la ilusión que es Rebecca, y Fontaine una mujer que debe enfrentarse al circulo asfixiante formado alrededor de Manderley.

Como anécdota para Fontaine y su bien lograda interpretación de mujer rechazada debe mencionarse que durante la filmación y tras el enojo de Olivier por  no conseguir que el papel fuera interpretado por su pareja sentimental Vivian Leigh (Lo que el viento se llevo 1939, Un tranvía llamado Deseo 1951, etc.) mantuvo una actitud relativamente despiadada a Fontaine, Hitchcock en lugar de ver una desventaja en ello aprovecho esto e incito al demás personal a mantener un actitud parecida hacía Fontaine que durante la filmación padeció los mismos sentimientos de su personaje lo que le valió una nominación al oscar y aunque no gano en esa ocasión paso un año para que en 1941 nuevamente con una película de Hitchcock ganara el premio a mejor actriz, otra curiosidad sobre Fontaine es que aunque su ascendencia es británica ella nació en Japón.

La película tiene el reconocimiento de haber ganado el Oscar a mejor película en el año 1940,  compitió con películas como Historias de Filadelfia de George Cukor, El gran dictador de  Charles Chaplin, Las uvas de la ira de John Ford y además Hitchcock tuvo la puntada de que otra de sus películas Enviado especial (1940) compitiera contra su Rebecca. Película imperdible del cine clásico bien puede ser vista por todos los miembros de la familia aunque los más pequeños probablemente no encuentren  mayor trasfondo a la cinta, ese ya será trabajo para los mayores.

Puntaje:
5 Estrellas

Anuncios